Emprende con confianza: pasos esenciales para iniciar un negocio

En los últimos años, hemos sido testigos de una creciente tendencia hacia el emprendimiento y el trabajo autónomo. Impulsados por una combinación de factores económicos, tecnológicos y sociales, cada vez más personas están optando por dejar atrás el empleo tradicional y se aventuran en el mundo del trabajo por cuenta propia.

No solo es una sensación que se palpa en el ambiente económico, es una realidad constatada con datos. A lo largo de 2023 se constituyeron en España 109.182 empresas, casi un 15% más que en el ejercicio anterior según los guarismos que maneja D&B en su Informe sobre Demografía Empresarial 2023. El espíritu emprendedor está calando hondo en toda la sociedad, pero llama la atención su impacto en las generaciones más jóvenes. Tres de cada diez menores de 30 años valoran la posibilidad de iniciar un negocio propio, todo un hito para el mundo  del emprendimiento en nuestro país, siempre a rebufo de las tendencias consolidadas en Europa.

Pasos para emprender un negocio, un camino lleno de desafíos

En la actualidad, el mundo empresarial está lleno de oportunidades para aquellos con la visión y la determinación de construir sus propios caminos profesionales. Sin embargo, el camino hacia el éxito empresarial no siempre es sencillo y conlleva una serie de desafíos y obstáculos que deben superarse. Es por eso que entender los pasos necesarios para constituir una empresa o darse de alta como autónomo es fundamental para cualquier persona que aspire a emprender un negocio.

Entender estos pasos es esencial para cumplir con las regulaciones y requisitos legales. En un entorno empresarial cada vez más regulado, el incumplimiento de las normativas puede tener consecuencias graves, que van desde sanciones económicas hasta la clausura del negocio. Por lo tanto, estar informado y seguir los procedimientos adecuados desde el principio es crucial para evitar problemas legales en el futuro.

Comprender estos pasos también puede ayudar a las personas emprendedoras a tomar decisiones más informadas sobre el tipo de negocio que desean establecer y la estructura legal más adecuada para sus necesidades. Ya sea una sociedad limitada, una sociedad anónima o trabajar como persona autónoma, cada opción tiene sus propias implicaciones legales y fiscales que deben tenerse en cuenta al tomar decisiones empresariales importantes.

Investigación y planificación, primer paso para emprender un negocio

La investigación y planificación son los cimientos sobre los cuales se construye cualquier empresa o actividad autónoma. Este paso inicial es crucial para evaluar la viabilidad de la idea de negocio y entender el mercado en el que se va a operar. La investigación de mercado proporciona información valiosa sobre la demanda del producto o servicio, la competencia existente y las tendencias del mercado. Esto permite a las personas emprendedoras identificar oportunidades y desafíos, así como ajustar su enfoque estratégico para maximizar las posibilidades de éxito.

Emprende con confianza: pasos esenciales para iniciar un negocio

La planificación también es esencial para definir los objetivos del negocio, establecer estrategias para alcanzarlos y anticipar posibles obstáculos en el camino. Un plan de negocio bien elaborado incluye aspectos como la descripción del negocio, el análisis del mercado, la estrategia de marketing, el plan financiero y la estructura organizativa. Este documento sirve como una hoja de ruta para guiar las acciones y decisiones futuras, así como una herramienta para comunicar la visión del negocio a posibles inversores, socios y personal.

Elección de la forma jurídica

La elección de la forma jurídica es una decisión fundamental que afectará diversos aspectos del negocio, incluyendo la responsabilidad legal, la estructura de gobierno, la fiscalidad y los requisitos de capital. Es importante evaluar cuidadosamente las opciones disponibles y seleccionar la forma jurídica que mejor se adapte a las necesidades y objetivos específicos del negocio.

Por ejemplo, una sociedad limitada ofrece protección de responsabilidad limitada a sus socios, lo que significa que su responsabilidad está limitada al capital aportado. Por otro lado, un empresario individual asume responsabilidad ilimitada por las deudas y obligaciones de la empresa. Además, cada forma jurídica tiene requisitos específicos en términos de capital social, procedimientos de constitución y obligaciones legales y fiscales.

Trámites administrativos

Los trámites administrativos varían dependiendo del tipo de empresa o actividad autónoma que se esté iniciando, pero generalmente incluyen una serie de pasos obligatorios que deben seguirse para formalizar legalmente el negocio. Estos pueden incluir la obtención del Número de Identificación Fiscal (NIF) en Hacienda, la solicitud de la denominación social en el Registro Mercantil (en caso de sociedades), la redacción de los estatutos sociales, la escritura pública de constitución ante notario y la inscripción en el Registro Mercantil correspondiente.

Además, aquellas personas que optan por trabajar como autónomos deben darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y en el censo de empresarios, profesionales y retenedores de Hacienda. Cumplir con estos trámites garantiza que el negocio opere dentro del marco legal establecido y tenga acceso a los beneficios y protecciones asociados con su forma jurídica.

Licencias y permisos

Dependiendo del tipo de actividad que se vaya a realizar, es posible que se necesiten licencias o permisos adicionales antes de comenzar a operar legalmente. Estos pueden incluir licencias municipales o autonómicas relacionadas con la actividad comercial, sanitaria, medioambiental, de seguridad, entre otras. Es importante investigar y obtener todas las licencias y permisos necesarios para evitar multas, sanciones o la clausura del negocio en el futuro.

Emprende con confianza: pasos esenciales para iniciar un negocio

Seguridad Social y obligaciones fiscales

El alta en la Seguridad Social como autónomo o trabajador por cuenta propia es un requisito obligatorio para aquellos que deciden trabajar de manera independiente. Esto implica el pago de las correspondientes cuotas de la Seguridad Social, así como el cumplimiento de las obligaciones fiscales relacionadas con la actividad económica desarrollada. Esto puede incluir la presentación trimestral o anual de impuestos como el IVA, el IRPF y otros impuestos aplicables.

Apertura de cuenta bancaria y capital social

La apertura de una cuenta bancaria a nombre de la empresa es un paso importante para separar las finanzas personales de las del negocio. Esto facilita la gestión financiera y contable, así como el seguimiento de los ingresos y gastos relacionados con la actividad empresarial. Además, en el caso de sociedades, es necesario depositar el capital social en la cuenta bancaria de la empresa como parte del proceso de constitución.

Contratación de personal (si procede)

Si el negocio requiere la contratación de personal, es importante cumplir con las obligaciones laborales y fiscales correspondientes. Esto incluye el registro en la Seguridad Social como empleador, el cumplimiento de las normativas laborales en materia de contratación, salario y condiciones de trabajo, así como la presentación de las declaraciones y cotizaciones correspondientes.

Inicio de actividad

Una vez completados todos los trámites y requisitos legales, es hora de poner en marcha el negocio y comenzar a operar. Este es un momento emocionante pero también crítico, ya que marca el inicio oficial de la actividad empresarial. Es importante seguir de cerca el plan de negocio y realizar ajustes según sea necesario para adaptarse a las condiciones del mercado y lograr los objetivos establecidos.

Re-acciona Igape Empresas Emerxentes, el programa ideal para impulsar tu startup

Si después de leer este artículo estás convencido de que este es tu momento y el emprendimiento tu camino, desde Inova podemos seguir ayudándote gracias al programa Re-acciona Empresas Emerxentes de IGAPE, que tiene como objetivo impulsar el crecimiento de los proyectos emprendedores surgidos en Galicia y la mejora de su competitividad.

En nuestra web encontrarás toda la información sobre el programa. También puedes ponerte en contacto con nosotros directamente a través de los siguientes medios:

Teléfono: 986 22 71 35

WhatsApp: 646215729

Mail: reacciona.emerxentes@inovalabs.es

Contacta con nosotros y dibuja el camino más eficiente para el desarrollo y la competitividad de tu startup.