Actualmente se está produciendo un intenso debate a nivel internacional acerca del futuro de la utilización de la energía eléctrica como fuente de alimentación de los buques durante su estancia en puerto. En este artículo abordaremos diferentes aspectos relacionados con ello, incluyendo las ventajas y desventajas de su implementación y las alternativas presentes en el panorama actual.

También llamado Cold Ironing, Alternative Maritime Power (AMP) o Shore-to-Ship Power (SSP), el OPS u Onshore Power Supply consiste básicamente en conectar los buques a la red eléctrica terrestre durante su estancia en puerto, de forma que los motores auxiliares que utilizan actualmente para abastecerse (a propósito de mantener el funcionamiento de sus bombas de trasiego, sistemas de refrigeración, iluminación, equipos de emergencia, etc.) puedan mantenerse apagados durante la carga y descarga de mercancías o personas. En la actualidad, la combustión de fueles pesados en dichos motores auxiliares emite grandes cantidades de óxidos de Nitrógeno y Azufre, partículas y dióxido de carbono a la atmósfera, y numerosos estudios han demostrado que estos compuestos son muy dañinos para la salud de las personas, pues se asocian directamente con el desarrollo de enfermedades cardio-pulmonares (Mortality from Ship Emissions: A Global Assessment – J.J. Corbett).

Mortalidad cardiopulmonar atribuible a las emisiones de PM2.5 de buques en todo el mundo (Mortality from Ship Emissions: A Global Assessment – J.J. Corbett).
Mortalidad cardiopulmonar atribuible a las emisiones de PM2.5 de buques en todo el mundo (Mortality from Ship Emissions: A Global Assessment – J.J. Corbett).

Como se da la circunstancia de que las zonas portuarias suelen estar rodeadas de áreas densamente pobladas, el OPS aparece como una oportunidad a considerar para mejorar el modelo actual.

La implantación de sistemas OPS reduce las emisiones contaminantes en el mix de emisiones asociado al mercado eléctrico nacional, y, adicionalmente, deslocaliza las emisiones, alejándolas de los puertos, y consecuentemente de las ciudades que los rodean. Además de reducir las emisiones contaminantes, tan perjudiciales para la población circundante y el medio ambiente, se consigue eliminar completamente el ruido asociado al funcionamiento de los motores. Esto constituye una clara ventaja para los habitantes de zonas próximas a las instalaciones portuarias.

De acuerdo con cálculos elaborados por Inova Labs, la reducción de emisiones que se consigue es drástica: un 96% de NOx, un 36% de SOx, un 68% de partículas y un 45% de CO2 (teniendo en cuenta el mix del mercado eléctrico del año 2015). Adicionalmente, a medida que las energías renovables ganen terreno en el mix energético estatal, esta reducción irá en aumento.

Debido a todo ello, la instalación de sistemas OPS es una de las estrategias recomendadas por World Ports Climate Initiative para reducir la emisión de gases de efecto invernadero y reducir sus efectos nocivos para la salud. Además, la Directiva Europea 2014/94/UE, relativa a la implementación de una infraestructura para los combustibles alternativos, se refiere específicamente al suministro de energía eléctrica a buques en puerto. Efectivamente, la Directiva establece que cada estado miembro debe elaborar un Marco de Acción Nacional en el que se analice la necesidad de implementar estos sistemas. Además de esta directiva, otras normas internacionales invitan a considerar estos sistemas OPS (véase Convenio MARPOL 73/78, Anexo VI, directiva 2012/33/CE, o directiva 2008/50/CE. A nivel estatal, se ha aprobado una bonificación del 50% en la tasa portuaria T-1 a los buques que durante el atraque utilicen electricidad suministrada desde muelle (Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, Disposición final vigésima tercera.

Por tanto, ¿por qué no está el OPS ya implementado en todos los puertos?

Dos son los principales motivos por los cuales hoy en día este sistema no está universalmente instalado:

  • El primero es que en la mayoría de los puertos, la red eléctrica instalada no tiene capacidad suficiente para proporcionar a los buques la potencia que precisan, y la red no suele llegar hasta el punto de conexión a pie de muelle. La ampliación que es necesario acometer es costosa en la mayoría de los casos.
  • El segundo es que los buques, en su mayoría, no están adaptados para ser conectados durante el atraque. Esta adaptación, aunque de pequeño calibre, también requiere inversión por parte de los armadores.

Por otro lado, y es conveniente resaltarlo, existen soluciones técnicas para la implantación de estos sistemas OPS, no representando dicha tecnología una barrera en el momento actual. La estructura básica que forma un sistema OPS es la mostrada en la siguiente figura:

Imagenes OPS-13

Sin embargo, es necesario tener en cuenta diferentes condicionantes a la hora de dimensionar un sistema de este estilo:

  • ¿Qué muelle(s) se equipará(n)? ¿A qué buques se suministrará?
  • ¿Para qué potencia hay que dimensionar la instalación? ¿Qué demanda cabe esperar?
  • ¿Qué especificaciones técnicas debe cumplir el sistema en cuanto a tensión, frecuencia, y potencia de suministro?
  • ¿Cómo afrontar la inversión? ¿Cómo planificarla? ¿Cuál será el retorno?

Sin duda, el OPS ha llegado para quedarse, por lo que a la hora de planificar la instalación es necesario contar con especialistas en el campo, que dispongan de la información y el conocimiento necesarios que permitan responder a las anteriores cuestiones correctamente para optimizar el potencial de la instalación.

Imagenes OPS-12

En línea con lo mencionado, desde Inova Labs se ha desarrollado el estudio denominado “Medidas para la dotación de suministro eléctrico a buques en puertos de interés general” bajo petición de Puertos del Estado, y cuyo objetivo principal es evaluar la necesidad de implantación de suministro eléctrico en los puertos españoles. Para su ejecución se ha contado con GRETA-OPS (Green Energy Trilemma Advanced Analytics), herramienta concebida y desarrollada íntegramente por Inova Labs para el dimensionado y monitorización de instalaciones de OPS.