El desafío de la transformación digital: la revolución tecnológica de nuestros días está cambiando las reglas de juego. Las organizaciones necesitan elevar sus procesos industriales y logísticos al nivel 4.0.