La revolución tecnológica relacionada con la transformación digital de los negocios ha tenido recientemente su feria en Madrid: DES (Digital Enterprise Show) 2016. Siendo la de este año su primera edición, este evento reúne a tecnológicas punteras con empresas de toda condición para mostrar y compartir servicios y productos innovadores en el campo de la ditigalización.

Foto 25-5-16 12 06 01

El cambio al que se dedica este evento, sin embargo, no se limita a la esfera de lo tecnológico, sino que tiene ramificaciones muy hondas. Como ha quedado patente en los últimos años, da lugar también a modelos de negocio rupturistas que, en ocasiones, alteran por completo las reglas de juego de los sectores de mercado en los que operan. Airbnb, Car2Go o mytaxi son ejemplos señalados de lo anterior. Además, esas iniciativas digitalizadas tienden a desarrollarse a gran velocidad, con lo que la ruptura que llevan aparejada se hace notar de manera brusca y, a veces, traumática. Uber ha obligado a reaccionar a administraciones públicas y asociaciones sectoriales; Tesla, por su parte, está forzando a los fabricantes de automóviles tradicionales a posicionarse una vez más ante la vieja idea del coche eléctrico.

Por otra parte, llama la atención el cambio de paradigma en lo relativo a la dirección de propagación de esas nuevas tecnologías digitales. Mientras que otras tecnologías surgieron en entornos profesionales especializados y se extendieron luego a la vida cotidiana, como es el caso de la World Wide Web o del Global Positioning System, la transformación digital de nuestros días se ha instalado cómodamente en los ámbitos domésticos y personales y, de ahí, va dando el salto a la esfera profesional y ganándoles terreno a los modelos de negocio tradicionales. En nuestra vida personal, estamos acostumbrados a utilizar soluciones de movilidad, sistemas de realidad aumentada o redes sociales, por ejemplo, pero quizá no sucede lo mismo ni en la misma medida en nuestra vida laboral.

Veamos ahora cuáles han sido las principales tendencias que se hicieron patentes en DES 2016:

 

DEMOCRATIZACIÓN TECNOLÓGICA

Las soluciones cloud en formato SaaS (software as a service) dan la oportunidad de que cualquier empresa u organización tenga acceso a aplicaciones de alto nivel a precios reducidos. Como reza el lema de Amazon Web Services: “Un amigo no te dejaría montarte tu propio servidor de datos”. Dicho de otro modo: ya no es necesario realizar una inversión previa en una fraestructura costosa, ya que con los servicios SaaS podemos pagar solo por lo que utilizamos. Y lo mejor no es eso, sino esto: un servicio SaaS nos permitirá fallar de una manera rápida y barata y, por tanto, agilizar nuestro proceso de innovación.

 

 

DATOS, RECURSO CLAVE

BIG DATA

La información recopilada en las bases de datos de las organizaciones constituirá un activo de suma importancia para la empresa del futuro: nada menos que la materia prima para la generación de conocimiento. Por ello, es de vital importancia recopilar y almacenar todos los datos posibles, incluso aquellos que, a primera vista, no parezcan relevantes para el negocio. La razón estriba en que es muy posible que esos datos en apariencia inútiles quizá permitan, en un futuro más o menos inmediato, detectar relaciones que habían pasado desapercibidas o resultar de interés para terceros.

 

DE LOS DATOS AL CONOCIMIENTO

Foto 15-5-16 23 58 46

No obstante, los datos, de por sí, no aportan valor y es necesario procesarlos para convertirlos en conocimiento. Dicho proceso suele estructurarse en cuatro áreas básicas: captura, almacenaje, análisis / procesado, y visualización / consumo. Para cada una de ellas existen varias soluciones disponibles. En cualquier caso, es vital contar con sistemas inteligentes que sean capaces de evaluar distintos tipos de datos, estructurados o no, y aprender de los resultados obtenidos, de tal manera que el sistema evolucione por sí mismo, continuamente, y el valor generado sea cada vez mayor.

 

INNOVACIÓN ABIERTA

openinnovation-1-1

Como sugeríamos al principio, los ciclos de vida de las tecnologías son cada vez más cortos, y se reduce el lapso de tiempo que media entre la detección de una oportunidad innovadora y su comercialización y estandarización. Lógicamente, las compañías necesitan un proceso de innovación ágil para amoldarse y prosperar en un medio tan dinámico, pero incluso las organizaciones más grandes encuentran dificultades, en particular, si pretenden gestionar internamente ese proceso de innovación.

En el otro lado del espectro, las startups presentan propuestas rupturistas y gozan de una capacidad de reacción casi inmediata ante los cambios. Sin embargo, carecen de la capacidad financiera que tienen empresas más grandes o consolidadas para garantizar la supervivencia de la organización cuando se toman decisiones arriesgadas.

Así, son cada vez más las empresas que adoptan modelos de innovación abierta. Por esa vía, las organizaciones de mayor tamaño tienen oportunidad de incorporar iniciativas y talento procedentes del exterior a objeto de acortar los tiempos necesarios para desarrollar soluciones, mientras que las startups obtienen el respaldo financiero que les hace falta para llevar al mercado sus propuestas.

 

MARKETING DIGITAL y  EXPERIENCIA DE CLIENTE

imac-apple-mockup-app-38544

La transformación digital ha trastocado la manera de relacionarse de las empresas con sus clientes. El trato directo en un espacio físico ha dejado paso al trato digital. En este contexto, cada interacción, cada punto de contacto entre empresa y cliente genera un caudal de información a partir del cual, mediante las herramientas antes comentadas, es posible obtener conocimientos valiosos.

No obstante, los clientes no son los mismos. Cada vez más, están al corriente del valor que tienen para las empresas y, además, han incrementado su nivel de exigencia, puesto que se han acostumbrado a la experiencia de utilizar canales digitales de distribución y venta como la App Store de Apple o la tienda online de Amazon. Pasar por alto estos aspectos tendrá, sin duda, un impacto negativo considerable en los resultados.

 

SEGURIDAD

La transformación digital implica que cada vez dispondremos de mayores cantidades de información y que esa información será cada vez más valiosa, circulará por más canales y se almacenerá en ubicaciones virtuales. Así, se platean grandes retos a la hora de garantizar la seguridad de los datos en todos los escenarios.


 

La revolución digital es un hecho y su impacto se dejará notar a distintos niveles en la empresa, sea esta del tamaño que sea y con independencia del sector o mercado a que pertenezca. Poner en marcha un proceso de transformación digital constituye, desde luego, un reto; es factible, pero requiere un sólido compromiso por parte de la gerencia y un tiempo de adaptación, ya que implica un cambio profundo en los modos de trabajar y relacionarse con los clientes.