Ayer se celebró, en Real Club Nautico de Vigo, la jornada “Back to the Digital Future” organizada por Bosch Service Solutions con motivo de su XV aniversario en España y de su patrocinio en el campeonato europeo de J70.

El evento lo abrió el director de Bosch Service Solutions España, Eduardo Rodríguez, que dio pie a Alberto Casal, CEO de Inova Labs, con su ponencia “¿Nos hará mejores un mundo digital?”. Con él hicimos un viaje de contrastes entre pasado reciente y presente. A través de imágenes, pudimos ver como la transformación digital se ha instaurado en nuestras vidas poco a poco a lo largo de estos últimos años. Cosas tan simples como la forma en la que disfrutamos nuestro tiempo libre, la manera en la que gestionamos ir al banco o hacer la compra, las nuevas plataformas para acceder a la educación  o avances en la ciencia, industria y medicina entre otras, dejan ver como las nuevas tecnologías facilitan nuestro día a día con pequeños gestos. Como cierre a este viaje, Casal concluyó su presentación con tres puntos claves:

  1. Go Digital or Go Home (J.Chambers), no es necesario cambiar ya que la supervivencia no es obligatoria (E. Deming).
  2. Put People First. Reinventar el Liderazgo, la organización y el Modelos de Negocio en el nuevo entorno digital poniendo como centro las personas y su talento en un extremo y las personas y su experiencia en el otro.
  3. Create a reliable & agile partners value ecosystem. Rodearse de partners que aporten valor a nuestra empresa para mejorar nuestras soluciones a los clientes.

 

 

La siguiente ponencia “Bosch en un mundo digital e IoT” fue de la mano de  Javier González, Presidente de Robert Bosch España y Portugal. En ella se habló sobre como Bosch es una empresa digital que conecta el mundo digital con el mundo real y se expusieron las oportunidades y desafíos del futuro de la movilidad y del IoT.

Javier González decía que “en el año 2050 el 70% de la población mundial vivirá en ciudades, esto presentará múltiples retos a abordar: Urbanización, Cambio climático, Eficiencia energética”. Por ello durante la charla se planteó qué supondrán las nuevas ciudades, la nueva movilidad y la realidad hiperconectada. Además hablaron de su propia experiencia de transformación dentro del  grupo con 100 proyectos realizados en su nube y 250 proyectos de IoT. Su conclusión: “Bosch quiere dar forma al futuro y no sólo adaptarse a él”.

 

 

Por último, para finalizar la jornada, se abrió un panel de debate con el tema “La relación cliente-empresa en el contexto digital”.  En la mesa, moderada por Alberto Casal, se reunieron Oscar Zorrilla, Director de Desarrollo de Bosch; Miguel Ángel Granda, Responsable de Industria 4.0 de Bosch España; Alberto Cominges, gerente de CEAGA; Alberto Díaz, responsable de Transformación Digital de R y Adrián Alonso, responsable de Ti de KIOM.

El desarrollo del debate fue dinámico y se plantearon cuestiones muy interesantes sobre la relación con los clientes digitales, el futuro de los puestos de trabajo y la seguridad en un mundo conectado. A continuación un breve resumen de las preguntas clave de la jornada.

 

¿Cómo son los clientes digitales vs los clientes tradicionales?

La respuesta de Adrián Alonso de KIOM  giraba en torno a dos ideas: el tiempo y  la edad. En la época en que vivimos las personas valoran más que nunca la gestión del tiempo. Las vidas ajetreadas de las ciudades y las largas jornadas de trabajo, entre otras cosas, hacen que valoremos más que nunca el poco tiempo que nos queda para el ocio. Es por esto que el nuevo cliente digital valora más un servicio/producto que nos permita decidir cómo, cuándo y dónde disfrutar o hacer uso de él. Por otro lado, hay que tener en cuenta que en países como España la pirámide poblacional está invertida. Esto quiere decir que la mayoría de los consumidores no son nativos digitales y esto supone un reto: acercar la tecnología a todos los públicos y sobre todo a la gente mayor para romper la barrera digital.

Por otro lado Oscar Zorrilla  de Bosch, enfocaba su respuesta hacia las nuevas oportunidades que presentan los clientes digitales a las empresas. En un mundo tan digitalizado, en el que la primera respuesta de un consumidor cuando tiene un problema es buscarlo en internet, las empresas tienen la oportunidad de usar la tecnología para saber de antemano cuales son las necesidades de un cliente frente a su servicio. Por ello las empresas tienen que empezar a adaptarse a las nuevas tendencias aprovechar su conocimiento y las nuevas tecnologías para dar una respuesta más proactiva al cliente.

Sobre el sector de la automoción, intervenía Alberto Cominges de CEAGA e indicaba que, después de una época de mejora incrementada las empresas han llegado al convencimiento de que la transformación digital es necesaria.

Alberto Díaz de R concluía que esa aproximación al cliente dará nuevas ideas de negocio porque la necesidad agudiza el ingenio.

¿Cuáles son las claves en las distintas áreas para dar solución a esos nuevos clientes y demanda?

  • El uso racional de la tecnología al servicio de los clientes adaptado a cada colectivo. Oscar Zorrila, Bosch.
  • Analizar las situaciones para ver cuál es el mejor cambio. Miguel Ángel Granda, Bosch.
  • No hacer nada no es una alternativa. Nos vamos a dar cuenta de que vamos a necesitar partners para aportar otro valor. Alberto Díaz, R.
  • Para las empresas el punto vital es escuchar al cliente, pero escucharlo de verdad. Si tú escuchas al cliente la digitalización puede estar en la cosa más simple. Adrián Alonso, KIOM.

Dentro de 10 años con la evolución de la IA, ¿va a ser tan importante el talento de las personas?

De los puestos de trabajo que existían en 1900 no queda ni el 1% y se prevé que un 75% de los empleos de futuro todavía no existen. Esto no quiere decir que tecnologías como la IA vayan a mermar la importancia del talento de las personas, si no que por el contrario cada vez será más importante.

  • Las inteligencia humana es de una naturaleza distinta a la de la inteligencia artificial. En la humana no solo entran factores meramente racionales o cartesianos, si no también emocionales e intuitivos y tenemos cosas que la máquinas no tienen ni tendrán en el horizonte previsible. En cualquier caso la Inteligencia Artificial está creada por personas y si queremos que siga ganan terreno necesitamos personas que sigan aportando talento. Alberto Casal, Inova Labs.
  • Como con todas las tecnologías, dependiendo de su uso, pueden ser buenas o malas. En el caso de la Inteligencia Artificial no va a ser diferente. Por ejemplo que gracias a la transformación digital podamos ahorrarnos trabajos tediosos y repetitivos para dedicarnos a algo donde podamos sacar nuestro potencial es algo positivo. Miguel Ángel Granda, Bosch.
  • Algo está cambiando, hay tres frases que me gustaría destacar:
    • Bill Gates: “si un robot reemplaza el trabajo de un humano, este robot debe pagar impuestos como un humano”.
    • Mark  Zuckerberg “Debemos explorar ideas como la renta básica universal para asegurarnos de que todos tengan un cojín para probar nuevas ideas”.
    • Carlos Slim “Hay que repartir el trabajo”.

Lo que Alberto Díaz de R nos cuenta con estas frases es que el cambio está aquí, que vivimos dentro de un ciclo en el que las personas trabajan- ganan dinero – invierten ese dinero en compras. Ese ciclo tiene que continuar de alguna forma. Cómo resolvemos el tema para que la rueda se mantenga, ahí está el quid de la cuestión.

¿Cómo se va a generar confianza y credibilidad en el mundo conectado?

En una charla sobre transformación digital no podía faltar el tema de la ciberseguridad. Se destacó que estos años que están por venir será un tema de vital importancia y algunos de los ponentes destacaba:

– “Los gobiernos y las leyes no avanzan tan deprisa, la responsabilidad tendrá que venir por parte de las empresas.” Oscar Zorrilla, Bosch.

Además se puntualizó también que:

“Estamos acostumbrados a lo gratis pero estamos pagando con datos.” Alberto Cominges, CEAGA.

¿Cómo debemos adaptar las organizaciones al cambio?

– “Valorar la cultura transversal para adaptarse y ver que es lo que hay que cambiar. Es muy importante evaluar la madurez corporativa.” Alberto Díaz, R.

– “No hay que obsesionarse con la digitalización. Saber diferenciar la verdadera digitalización de la obsesión por la digitalización.”  Adrián Alonso de KIOM, puso a continuación el ejemplo del boom de hace unos años con el Big Data, todo el mundo lo quería, pero nadie sabía que hacer después el gran volumen de datos.

 

La conclusión general de todo lo dicho anteriormente es que tenemos que adaptarnos a un cambio y a una transformación digital que será profunda. Que lo cambiará todo de forma gradual, en espacios de tiempo cada vez más cortos y en todos los dominios de nuestra vida.